tellmegen logo

Nutrigenética: un poco más cerca de tu dieta ideal

BLOG TELLMEGEN

El estado nutricional de una persona es el resultado de la interacción entre la salud, la alimentación y la genética. El estudio de esta relación es abordado por la genética nutricional o nutrigenética, la cual tiene como objetivo estudiar cómo influye el ADN en la nutrición y poder aplicar este conocimiento a individualizar el plan de alimentación de cada persona en base a su ADN, para mejorar su salud.

Los test nutrigenéticos, como los que hacemos en tellmeGen, pueden aportar información muy útil sobre aspectos relacionados con la nutrición y la salud, cuyo objetivo es dar herramientas personalizadas para cuidarnos e intentar mejorar nuestra calidad de vida.  

En el test de ADN de tellmeGen incluimos información genética para diversas características relacionadas con la nutrición, el metabolismo o algunas intolerancias. Todos ellos son rasgos complejos cuyo resultado es fruto de la combinación de factores genéticos y ambientales que contribuyen en mayor o menor grado. Con la ayuda de los test genéticos podemos conocer mejor cómo influye el ADN en una determinada característica y poder así cambiar nuestros hábitos de vida para obtener el mejor resultado.

Para proporcionar los resultados, en tellmeGen usamos la última información científica publicada en las bases de datos genéticas, así como potentes algoritmos bioinformáticos que nos permiten proporcionar un resultado lo más ajustado posible.

En la mayoría de los casos, se analizan loci genéticos que han sido asociados al desarrollo de un rasgo complejo por diferentes proyectos científicos siguiendo la metodología GWAS. En ellos, se comparan miles de individuos que presentan una determinada condición (casos), con miles de individuos que no la presentan (controles) y se identifica qué variantes genéticas tienen impacto en el desarrollo de una determinada condición. En tellmeGen utilizamos diferentes métodos para estimar el resultado de su combinación y proporcionar así un resultado de probabilidad en base a tu genética.

nutrigenética

A continuación, te explicaremos algunos de los resultados que proporcionamos en nuestro análisis nutrigenético para, así, tener la oportunidad de adaptar tu estilo de vida en función de tu genética. No obstante, recuerda que, si tienes dudas o deseas una interpretación mucho más profunda, tienes a tu disposición un grupo de expertos en nutrigenética que te ayudarán a elaborar un plan nutricional acorde con tus resultados y te facilitarán mucha más información útil que podrás utilizar en tu día a día.

En los test de ADN de tellmeGen incluimos gran cantidad de información relacionada con la nutrición, desde el análisis del riesgo de presentar deficiencias de determinados compuestos como vitaminas, colesterol, etc., a la predisposición a ciertas intolerancias como la lactosa o la celiaquía, o la tasa metabólica basal. Unos de los elementos más importantes de nuestra alimentación y bienestar son las vitaminas, entre otros nutrientes.

Vitamina A

La vitamina A engloba a varias sustancias liposolubles como el retinol y el betacaroteno. Es importante para el correcto crecimiento y desarrollo, mantenimiento del sistema inmunitario, diferenciación celular o la correcta visión. Además, desempeña un rol importante en el envejecimiento y en el desarrollo de ciertas enfermedades

¿Qué alimentos son ricos en vitamina A?

En los alimentos, podemos encontrar la vitamina A de dos formas principales: retinol y algunos derivados carotenoides. Estos compuestos están ampliamente distribuidos en los alimentos, destacando:

  • aceite de hígado de bacalao
  • hígado de pavo
  • cerdo
  • pollo
  • batata
  • zanahoria
  • brócoli
  • derivados lácteos

Vitamina B12

La vitamina B12, también llamada cobalamina, es una vitamina de origen bacteriano esencial para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, y en procesos esenciales como la síntesis de ADN.

La deficiencia de vitamina B12 puede suceder por diversas causas como la dieta restrictiva (relativamente habitual en personas vegetarianas o veganas), desordenes gástricos o defectos en su metabolismo.

¿Qué alimentos son ricos en vitamina B12?

La vitamina B12 se encuentra en alimentos de origen animal, incluidos:

  • peces
  • marisco

Pero especialmente en:

  • carne
  • huevos
  • leche y derivados

También se ha comprobado su presencia en algunos fermentados de origen vegetal como el té kombucha.

La vitamina B12 también es agregada como suplemento en muchos alimentos procesados y está también disponible en los suplementos multivitamínicos. Algunas compañías publicitan determinados compuestos, como la espirulina y determinadas algas, como fuente de vitamina B12 aunque su uso es controvertido por no poseer el metabolito biológicamente activo de la vitamina.

Vitamina D

La vitamina D es un nutriente fundamental para el mantenimiento de nuestra salud. Su función principal es la regulación de los niveles de calcio y fosfato, por lo que tiene función nutricional en el mantenimiento de huesos y dientes sanos.  Además, está implicada en el funcionamiento de los sistemas nervioso, inmunitario y muscular.

¿Qué alimentos son ricos en Vitamina D?

La vitamina D es producida, principalmente, en la piel con la exposición solar. La acción de los rayos UV transforman el 7-dehidrocolesterol en vitamina D3, un precursor inactivo que debe ser metabolizado en el hígado y riñón para ser funcional. También podemos encontrar la fuente de vitamina D en la dieta, principalmente en productos como:

  • pescados grasos
  • aguacate
  • tofu
  • huevos
  • champiñones
  • leche
  • ternera
  • pollo

Omega 3

El omega 3 es un ácido graso poliinsaturado esencial que interviene en el proceso de regulación del proceso inflamatorio. Además, está implicado en numerosas funciones celulares como la señalización y fluidez de la membrana celular, regulación del sistema nervioso, presión arterial, coagulación sanguínea y tolerancia a la glucosa.

Entre los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga, se encuentra también el omega 6, con algunas funciones opuestas al omega 3, como su actividad proinflamatoria. Además, a pesar de que están implicados en funciones biológicas importantes, su exceso se ha asociado a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y neurológicas.

Actualmente, las recomendaciones de sustitución de la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas por aquellos ricos en ácidos grasos poliinsaturados, han provocado un aumento del consumo de omega 6 que se traduce en una menor biodisponibilidad de omega 3, que si no se compensa con la ingesta, puede tener impacto en nuestra salud.

¿Qué alimentos son ricos en ácidos grasos omega 3?

Son grasas saludables que nuestro cuerpo no es capaz de fabricar por sí solo, así que deben de ser incorporadas a través de la dieta. De entre los alimentos que contienen estos compuestos destacan:

  • pescado azul
  • ciertos mariscos

Y algunas fuentes vegetales como:

  • aceite de soja
  • aceite de linaza
  • nueces

Colesterol

El colesterol es un lípido esencial para el correcto funcionamiento del organismo. Se encuentra en las membranas celulares de todos los tejidos corporales y en la sangre.

Se trata de una molécula insoluble en agua que debe ser transportada en la sangre en forma de complejos macromoleculares denominados lipoproteínas. Las más conocidas son la HDL, o lipoproteína de alta densidad, y el LDL, o lipoproteína de baja densidad.

El HDL, conocido comúnmente como “colesterol bueno”, es el responsable de transportar el colesterol libre desde los tejidos hasta el hígado para ser eliminado. Se relaciona con un menor riesgo de accidente vascular.

Por otra parte, el LDL transporta el colesterol libre hasta la célula que lo necesita. Este último se conoce comúnmente como “colesterol malo” por su conocido papel en el proceso de aterosclerosis, en el que el exceso de LDL plasmático se deposita en las paredes de las arterias incrementando notablemente el riesgo de accidente vascular.

De forma general, se recomienda el consumo de alimentos ricos en grasas poliinsaturadas que favorecen la síntesis de HDL en detrimento del LDL. Entre estos alimentos se encuentran:

  • pescados azules
  • frutos secos
  • aguacate
  • aceite de oliva

Además, se recomienda limitar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas como los procesados de origen animal, productos azucarados y ultraprocesados, entre muchos otros.

Intolerancia a la lactosa

La predisposición a presentar intolerancia a la lactosa es otro de los ítems que analizamos en nuestro test nutrigenético.

La lactosa es el principal azúcar presente en la leche. Los humanos no podemos utilizar directamente este compuesto como fuente de energía y necesitamos de la acción de la lactasa para tal fin. En algunas ocasiones, esta lactosa no puede ser metabolizada debido a una producción deficiente de lactasa y se producen determinados síntomas asociados como hinchazón abdominal, diarrea o dolor abdominal.

En caso de presentar una intolerancia a la lactosa diagnosticada, se recomienda evitar el consumo de alimentos que presenten este compuesto.

La lactasa está codificada por el gen LCT en el que se han identificado variantes genéticas asociadas a una menor expresión y, por tanto, a una disminución en la expresión de la lactasa. Las personas portadoras de estas variantes muestran una menor producción de la enzima encargada de degradar la lactosa siendo más propensas al desarrollo de la intolerancia.  No obstante, la disminución en la producción de lactasa es progresiva en el tiempo cuando se es portador, por lo que puedes tener riesgo de intolerancia a la lactosa y aun así seguir produciendo suficiente.

Predisposición a la enfermedad celiaca

La celiaquía es un trastorno de origen autoinmune producido por una intolerancia permanente al gluten y cuyo desarrollo tiene lugar en personas genéticamente predispuestas. El único tratamiento disponible es llevar una dieta estricta sin gluten que debe mantenerse de por vida.

La predisposición genética a la enfermedad celíaca viene determinada, principalmente, por la presencia de los haplotipos HLA-DQ2.5 y HLA-DQ8, que se encuentran en las superficies de algunas células y que responden a la presencia de gluten, activando la respuesta inflamatoria. De esta forma, los pacientes con enfermedad celíaca tienen, al menos una copia de alguno de estos haplotipos. La ausencia de ellos permite sospechar que la persona no padece celiaquía.

Con el test nutrigenético de tellmeGen puedes conocer si presentas algunos de estos haplotipos y si tienes, por tanto, predisposición a desarrollar esta condición.

Gen MTHFR

El gen MTHFR codifica para una proteína clave en el metabolismo de los folatos. Es la encargada de transformar el ácido fólico ingerido en la dieta, en una forma utilizable por el organismo. Además, también convierte la homocisteína en metionina, un aminoácido esencial.

Diversos estudios han asociado la presencia de algunas variantes genéticas comunes en la población, en concreto la C677T y la A1298C, con una diminución de la capacidad metabólica del folato. Esto puede ocasionar una disminución de los niveles de folatos en sangre y un aumento de los niveles de homocisteína, lo que se ha asociado con una mayor predisposición a diversas afecciones como enfermedad arterial coronaria, trombofilias y problemas de fertilidad, entre otros.

Por tanto, la evaluación genética de la presencia de estas dos variantes nos puede dar información sobre nuestra capacidad de metabolizar el ácido fólico y la homocisteína.

Un equipo de expertos en nutrigenética siempre a tu disposición

En los resultados del test de ADN, recibirás una valiosa información sobre tu predisposición genética a tener niveles aumentados o disminuidos de las vitaminas y metabolitos analizados, como los nombrados anteriormente, además de tu susceptibilidad a presentar ciertas intolerancias como a la lactosa o al gluten. En muchos casos, esta información puede ser una buena aproximación para la estimación de los niveles sanguíneos o tisulares de estos compuestos, lo que nos puede ayudar a saber si debemos o no, y en caso de que sí cómo, modificar nuestros hábitos alimenticios y/o estilo de vida.

Tras la recepción de los resultados, ponemos a tu disposición a nuestros expertos en nutrigenética que podrán evaluar tus resultados en profundidad, te ayudarán a entender lo mejor posible tus resultados y te darán las recomendaciones dietéticas y de estilo de vida más adecuadas para mejorar tu estado nutricional y de salud.

¡COMPRAR AHORA!