tellmegen logo

¿Es hereditario el Linfoma No Hodgkin?

BLOG TELLMEGEN

El Linfoma no Hodgkin es un cáncer que afecta al sistema linfático. Este sistema se encuentra en los ganglios linfáticos, el bazo, timo, médula ósea y amígdalas. Este tipo de linfoma se suele dar inicialmente en un tipo de glóbulo blanco, los linfocitos o células B, que son los encargados de prevenir las infecciones, por lo que afecta directamente al sistema inmune.

Actualmente, no hay factores de riesgo identificados claramente como causantes de esta enfermedad. Como en muchos casos, para que una patología se desarrolle hace falta la interacción de factores ambientales junto con factores genéticos. No obstante, que existan factores genéticos no quiere decir que el Linfoma no Hodgkin sea hereditario. Los factores genéticos hacen referencia, sobre todo, a antecedentes familiares. Es decir, una persona que tenga familiares afectos tiene mayor probabilidad de desarrollar el Linfoma no Hodgkin. Además, gracias a las investigaciones, se sabe que hay variaciones genéticas en determinados genes que aumentan la probabilidad de sufrir este linfoma. Por tanto, aunque el Linfoma no Hodgkin no sea hereditario, sí que lo son estas variaciones genéticas que definen la predisposición genética a la enfermedad de una persona.

linfoma no hodgkin hereditario

Con un test genético que estudie los genes relacionados con el Linfoma no Hodgkin, podemos saber si tenemos mayor o menor riesgo a desarrollar esta enfermedad. Conocer nuestra predisposición genética nos da ventaja en el sentido de que podemos controlar los factores ambientales de riesgo. Estos factores pueden ser:

  • Sistema inmune debilitado. Las personas con deficiencias de inmunidad adquiridas o que tomen fármacos inmunosupresores tienen mayor riesgo.
  • Exposición a ciertos químicos, como pesticidas, disolventes o fertilizantes.
  • Hay dos virus infecciosos, el virus humano T-linfotrópico y el virus de Epstein-Baar, que incrementan el riesgo de desarrollar este tipo de linfoma.
  • La edad y el sexo influyen, ya que el riesgo aumenta con la edad y es más frecuente en hombres que en mujeres.
hereditario el Linfoma No Hodgkin

Por tanto, adaptando unos hábitos de vida saludables, contribuimos a tener un sistema inmune más fuerte y disminuiríamos el riesgo de padecer enfermedades tan complejas, como el Linfoma no Hodgkin.

No obstante, si sale un ganglio y se sospecha que pueda ser esta enfermedad, lo esencial es acudir a un médico y realizarse las pruebas correspondientes, así como una historia clínica correcta. Cada vez más se están incluyendo estudios genéticos para la realización de la historia clínica. Es importante saber si algún familiar es afecto de este u otro linfoma ya que, aunque el Linfoma no Hodgkin no sea hereditario, supone un factor de riesgo importante.

Aunque no tenga cura esta enfermedad aún, hay muchos tratamientos diferentes según el linfoma y según la agresividad del mismo. Es muy importante conocer nuestro cuerpo y nuestra genética para así poder adelantarnos ante cualquier evento extraño que experimentemos.

¡COMPRAR AHORA!