tellmegen logo

¿Por qué, siendo deportista, debo realizarme un test genético?

BLOG TELLMEGEN

Tal y como se desprende del presente artículo, los tests genéticos desempeñan un rol fundamental en el cuidado y mantenimiento de la salud en general y en la mejora del rendimiento deportivo en particular.

Por ello, tras nuestro artículo sobre tests de ADN para atletas no podíamos concluir nuestro especial sobre genética y deporte sin enumerar los principales ejemplos prácticos de por qué, como deportista, debes realizarte un test genético si quieres optimizar tu rendimiento deportivo:

test genetico deportista

1. Conocer tu predisposición a desarrollar calambres musculares asociados al ejercicio

¿Sabías que la genética desempeña un papel más importante del que crees en los calambres que sufres mientras haces deporte? Esto es debido a que existen algunos polimorfismos del gen SLC16A1, concretamente el polimorfismo rs1049439, que pueden incrementar o disminuir el riesgo de padecerlos. El gen SLC16A1, también conocido como transportador MTC1, desempeña un papel muy relevante en el músculo esquelético. Durante el ejercicio de alta intensidad, las fibras musculares rápidas producen lactato para mantener la glucólisis y el soporte de glucosa en el músculo. A continuación, el lactato es transportado fuera de las células de las fibras rápidas y es captado y oxidado por las fibras musculares oxidativas lentas (también conocidas como fibras musculares de tipo I) gracias al transportador MCT1. El transportador MCT1 parece tener un papel fisiológico clave en la toma de lactato de la circulación y, por tanto, puede estar relacionado con el rendimiento atlético de élite.

Por ello, este es uno de los ítems estudiados en nuestro test genético. En tus resultados podrás descubrir si presentas un genotipo AA o AT y, por ello, un menor riesgo de desarrollar calambres musculares asociados al ejercicio intenso o, si de lo contrario, detectar que presentas un genotipo TT, más propenso a desarrollar calambres musculares.

Conociendo esta valiosa información orientarás tus entrenamientos de manera más específica a tus características genéticas con el objetivo de contrarrestar esta predisposición y evitar que se desarrollen.

2. Conocer tu riesgo de desarrollar tendinopatías en extremidades superiores e inferiores

Cuando hablamos de tendinopatías nos referimos a la inflamación de los tendones que pueden influir en el rendimiento deportivo y cuya aparición está influida por la genética.

Por ello, otro de los aspectos que estudiamos en nuestro test genético son algunos genes o polimorfismos implicados en el ejercicio físico, como el Gen COL1A1. Este gen es el encargado de codificar las fibrillas o cadenas de colágeno de tipo 1. Mutaciones en el gen COL1A1 pueden provocar enfermedades del tejido conectivo o lesiones en tendones y ligamentos que pueden estar relacionados con el rendimiento atlético.

Con los resultados de tu test genético podrás saber si tienes predisposición a desarrollar tendinopatías en extremidades superiores o tendinopatías en extremidades inferiores con el objetivo de que puedas tomar medidas para evitarlas. Por otro lado, estudiamos también el polimorfismo rs1800012 para poder decirte si presentas una síntesis de colágeno más robusta.

3. Averiguar tu predisposición a sufrir daño muscular

En los resultados de tu test genético encontrarás también el estudio sobre los principales genes y polimorfismos asociados al daño muscular inducido por el ejercicio como los polimorfismos rs1815759 del gen ACTN3 y el polimorfismo rs28497517 asociados a un incremento en este riesgo, así como el polimorfismo rs1800795 del gen IL-6 asociado a una disminución en el riesgo de padecerlo.

Gracias al estudio de estos polimorfismos que te proporcionaremos en los resultados de tu test genético podrás conocer si presentas variantes genéticas o polimorfismos asociados a una disminución en el riesgo a desarrollar daño muscular inducido por el ejercicio (genotipo protector) o detectar variantes asociadas a un mayor riesgo de desarrollar daño muscular.

Conociendo esta información, podrás individualizar tus entrenamientos con el objetivo de maximizar tus tiempos de recuperación y disminuir el riesgo de lesiones posteriores.

4. Descubrir tu rendimiento muscular

El rendimiento muscular es la posibilidad de un músculo o de un grupo de músculos de hacer fuerza de manera repetida contra una resistencia. Tu rendimiento muscular está determinado por diversos factores como tu fuerza, tipo de fibra, entrenamiento, dieta y tu genética. En nuestro test genético estudiamos el gen ACTN3, encargado de activar los diferentes tipos de fibra muscular.

Con el estudio de este gen y con los resultados de tu test genético podrás conocer si presentas mayor predisposición genética para el ejercicio de velocidad (fibras rápidas), en el caso de que tu genotipo sea CC o al ejercicio de resistencia (fibras lentas) , si los resultados de tu test genético muestras que tu genotipo es genotipo es TT.

Además, con nuestro test genético podrás conocer también aspectos fundamentales relacionados con el rendimiento físico como:

  • Tu predisposición a la formación de tejido graso: Con los resultados de tu test genético podrás conocer también si tu ritmo de metabolización de lípidos y formación de tejido graso es normal, rápida o más ralentizada.
  • Tu respuesta a otros elementos como la cafeína y rendimiento deportivo: tu ritmo de metabolización de la misma y de qué manera puede influir en tu rendimiento deportivo.
  • Tu respuesta a algunos componentes de la dieta: lo que te permitirá adaptar tu alimentación o dieta a tu propio código genético para maximizar sus beneficios.